Empieza la primavera y las yemas de las cepas que producen nuestra uva Tinta de Toro se comienzan a hinchar. Muchas se encuentran en estado algodonoso, por lo que la brotación empezará temprano en la mayor parte de nuestros viñedos, y junto a ella, la aparición de las primeras hojas junto a pequeños racimos. Este es uno de los momentos más delicados del ciclo de la vid, dado que marca el inicio de la carrera hacia la vendimia.

Paisaje primaveral en nuestro viñedo "El Tomillar" en Casaseca de las Chanas

Paisaje primaveral en nuestro viñedo “El Tomillar” en Casaseca de las Chanas

Las yemas, como la que aparece en la fotografía siguiente, son órganos muy sensibles a los cambios climatológicos (especialmente a las heladas primaverales), así como a ciertas plagas y enfermedades.

Yema hinchada en estado  algodonoso, previo a la brotación.

Yema de Tinta de Toro hinchada en estado algodonoso, previo a la brotación.

El ciclo de la vid comienza y con ello la larga espera hasta la vendimia.